El pasado 11 de noviembre de 2020 el presidente de la República presentó una iniciativa para reformar el esquema del outsourcing en México. La exposición de motivos indica que la práctica de este régimen laboral no ha estado exenta de prácticas abusivas o simuladas en perjuicio de los derechos de los trabajadores.

La comentada iniciativa busca fortalecer el empleo, lo que se conseguirá con una política que elimine aquellas prácticas que dañan los derechos laborales de las personas trabajadoras y que deslindan las obligaciones de los patrones.

Se busca prohibir la subcontratación de personal y establecer reglas precisas a fin de que las personas físicas o morales contraten únicamente la prestación de servicios de carácter especializado o la ejecución de obras especializadas, erradicando de este modo prácticas que operan en la actualidad a través de diversas formas de simulación en perjuicio de las personas trabajadoras y del erario público.

Image placeholder

Esta iniciativa no fue muy recibida por el sector empresarial, después de una serie de negociaciones entre los diferentes actores se llegó el pasado 8 de diciembre de 2020 presentando un acuerdo tripartita entre el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la iniciativa privada y los sindicatos:

1.- Las partes están de acuerdo y se comprometen a resolver el problema del abuso de la subcontratación de personal.
2.- Se necesita tiempo suficiente para una discusión abierta entre los sectores para definir un sistema de reparto de utilidades justo, equitativo y que evite la discrecionalidad en su pago. Se iniciará dicho proceso de consulta para ser resuelto previo a la discusión de la iniciativa.
3.- Las empresas solicitaron un plazo de tiempo para llevar a cabo este proceso. Se solicita respetuosamente al Poder Legislativo se pueda posponer al mes de febrero de 2021 la discusión parlamentaria de la iniciativa que se señalará como preferente para que en un plazo no mayor a 30 días pueda discutirse y en su caso aprobarse.
4.- Se hace un llamado a las empresas que manejan nóminas para que de inmediato dejen de desarrollar prácticas irregulares perjudiciales para los trabajadores como darlos de baja masivamente en diciembre. El IMSS y el SAT harán un exhorto formal a estas empresas y de encontrarse irregularidades o posible comisión de delitos se procederá de inmediato administrativa o penalmente.

Hay que revisar nuestros esquemas de contratación para estar preparados para esta iniciativa que tarde o temprano llegará.

Deja un comentario